domingo, 5 de septiembre de 2010

EXCOMUNIÓN DE BENITO JUÁREZ GARCÍA





Después de que Benito Juárez confiscara los bienes de la Iglesia, recibió una carta del Papa comunicándole su excomunión. Todavía con la carta en la mano, llamó al ministro de la guerra y  le dijo:

- Va usted a Veracruz y ordena que orienten el cañón más grande de la batería hacia el Vaticano, ¡y lo dispara!.

- Pero, señor, no va a alcanzar, le contestó el ministro.

- Pues así me va a alcanzar a mí la excomunión, dijo Juárez.

AUDIO